Piden fortalecer la seguridad en el domicilio de una mujer rusa detenida por terrorismo «Diario la Capital de Mar del Plata

Lulia Ilvanova es ciudadana rusa, fue arrestada hace unos días En una oficina de reubicación en Mar del Plata, el sistema informático de Interpol alertó a un hombre acusado de tener vínculos con el terrorismo. Desde entonces, ha estado encerrado en su casa con sus tres hijos pequeños, pero la Justicia Federal ha exigido medidas de seguridad adicionales para evitar cualquier incidente.

Ilvanova rechazó el traspaso interpuesto por la Federación Rusa mientras se encontraba frente a la abogada Laura Massaferry y el juez Santiago Inchasti, quienes, a través de un traductor, le informaron del proceso judicial por el que atravesaba. Al mismo tiempo, la Federación de Rusia (o Rusia, el nombre más popular) reafirmó su interés en extraditar a la mujer acusada de dos actos que financiaron el terrorismo en 2014.

Si bien en Argentina no hay ninguna conducta criminal que culpar, lo que convierte a Ilvanova en una persona peligrosa, el juez federal de Mar del Plata ordenó un acuerdo bilateral con Rusia y una serie de medidas de seguridad ordenadas por conferencias internacionales antiterroristas.

Es por eso que se le pidió a Ilvanova que instalara cercas de alto perímetro e incluso cámaras de seguridad de vigilancia, con una fuerte custodia policial ya establecida alrededor de la casa donde vive con sus hijos.

Por otra parte, el juez que intervino en el caso solicitó que se le diera a la mujer una tobillera electrónica para monitorear su presencia las 24 horas del día.

Es decir, Ilvanova, de quien se dice que tiene vínculos con el grupo terrorista islámico ISIS, pidió a sus observadores que comenzaran el proceso de búsqueda de asilo político, aunque esto no parecía ser un evento posible.

READ  Las estafas telefónicas no paran en La Plata: le dijeron que ganaba 50.000 pesos y dos celulares

A mediados de mes Ilvanova inició el proceso de obtención de un permiso de residencia para la oficina de inmigración ubicada en San Martín en el 3100, pero no pudo pasar la verificación de antecedentes. Cuando se confirmó su identidad, se estableció que Interpol Rusia había emitido una orden de arresto internacional desde principios de 2020.

Ilvanova llegó al país con sus dos hijos en septiembre del año pasado y finalmente quedó embarazada de un bebé nacido en el país. El marido, dice, vive en Egipto, no en Argentina. La mujer fue detenida en su propia casa por ser madre de un bebé y otros dos menores. No es guardia de casa, sino detenido con guardia externa y medidas de seguridad intensivas.

Antes de llegar a Mar del Plata, la mujer vivía en un campo en Ramos Megias, una ciudad de Buenos Aires.

Por ahora, la Federación de Rusia tiene un plazo para presentar una solicitud de entrega formal, según el acuerdo bilateral con Argentina.

Legg att eit svar

Epostadressa di blir ikkje synleg. Påkravde felt er merka *